Living Museums

La Movida sigue viva en Malasaña: La Pelu de Iván

9 December 2019

La pelu de Iván se ubica en la Calle del Barco, en pleno corazón de Malasaña. La lleva Iván Arnal, madrileño, malasañero.  Y es una peluquería a su manera, rock and roll, una evolución de su trabajo, que se creó en el ambiente de libertad después de la movida a principios de los años 90. Y Iván, es un heredero de este movimiento contracultural, que se desarrolló en gran parte en Malasaña. Sus tatuajes, (los que quiere que sepas que tenía antes de que estuvieran de moda), su espíritu rebelde de no obedecer, su forma de expresarse, son representaciones de la libertad de expresión que es cómo se conoce esa época.

Para mí, Iván forma parte de lo que amo del barrio – la comunidad de los vecinos que comparten momentos de la vida cotidiana, ‘haciendo barrio’, una frase que escuché de Jaime, malasañero propietario del restaurante Nanai.  Las personas que dan color y sentido a la vida por ser y estar allí, vecinos haciendo sus caminos pero cruzándose por unos momentos.  Y con este espíritu, quería compartir un poco de las historias de las personas que forman el barrio, de una manera u otra, y empiezo con Iván.

M: ¿Cuánto tiempo llevas aquí con la peluquería?

I: Esta peluquería lleva 3 años, pero empecé en el 91, más o menos, en una peluquería en el centro- aquí al lado en Malasaña, que era tres tatuadores y yo cortando el pelo y luego puse la mía propia para otros 13 años y vamos, llevo 26 años en el barrio cortando el pelo.

M: ¿Cómo fue tu comienzo en esto?

I: Porque mi padre me echaría de casa si no me apuntaba a algo!  Entonces, me apunté a automoción y allí había muchos chicos con las manos llenas de grasa, y quería estar en un sitio con más chicas y yo con las manos limpias y me apunté a academia de peluquería.

M: ¿Siempre fue tu idea tener un sitio así?

I: Yo nunca he tenido mucha idea de nada, pero es verdad que cuando me apunté a la peluquería, la peluquería típica me aburrió, y que si, a mí me gusta el rock and roll desde muy pequeño. Ahora tengo 45 y me dedico a gente más o menos de mi edad que siempre me decían

Tienes que dedicarte a señoras mayores!

…y digo mis clientas dentro de 20 años van a ser las típicas señoras – pero más modernas.”

En la peluquería lo que me gusta es que la gente se divierta, aparte de ponerse guapos, y que repitan. Entonces me mola eso; una peluquería es un espacio más para diversión, no es cortarse el pelo a todo el mundo igual y que se vaya, no… mí idea era como si estuvieras en tu casa. No vamos a ser la típica peluquería, entonces siempre tengo música, bebemos a alguna cerveza.

M: Y el barrio, ahora ¿cómo lo ves? ¿Cómo lo ves para las empresas como lo tuya?

I: Hombre, son tres décadas, que he estado aquí. Ha cambiado mucho… demasiado, ha cambiado demasiado. Este era un barrio que no venía ni mi madre a verme, de cómo era de mal y ahora está muy de moda. Este barrio está muy de moda.

Las modas cambian y está muy de moda pero también es mucho, para mí, lo llamamos postureo porque es verdad que viene mucha gente auténtica pero luego no se gasta dinero en las tiendas. Salen a pasear para lucirse y luego no gastan.  Los locales como el mío salen caro, la vivienda es muy caro.

M: Y con este local, ¿por qué te quedas aquí? ¿Qué son las cosas que te gustan del barrio?

I: Porque empecé a salir por aquí desde muy joven y luego, gracias a eso, encontré los contactos para montar la peluquería de los tatuajes. Que yo voy lleno de tatuajes por qué gracias a ellos cuando aquí no había cultura de tatuaje, pues a mí ya me gustaba y era la única peluquería que había tatuadores y peluqueros y a partir de que encontré este trabajo me monté el mío y me atrapó el barrio, si me atrapó… es muy divertido y hay muchas tentaciones.

M: ¿Cómo ves a la comunidad de aquí?

I: Hombre… la comunidad, pues todos los que dedicamos a lo mismo, pues tenemos que intentar ayudar entre todos. Por ejemplo, a mis clientes los llevo al bar de enfrente, Nanai que está en calle Barco la misma calle que la peluquería. Los llevo a discotecas, a mi gente los llevo a bares de amigos, eso es una manera de ayudar. Lo que pasa es que antes de mudarme a este local ya yo me iba a estos sitios… al Barco que es una discoteca aquí… todos los días hay conciertos y esta hasta las 6 de la mañana, yo iba cuando abrieron hace 20 años… así que verás sigo moviéndome a donde iba!

M: ¿Has pensado en dejar de ser peluquero alguna vez?

I: Yo he hecho muchas cosas, pero de todas maneras, lo de la peluquería no he querido dejarla nunca porque es un trabajo que me gusta…y los clientes se hacen amigos míos

M: ¿Qué es lo que más te gusta de este trabajo?

I: Al tener mi local lo que me gusta es que vengo cuando quiero! No, digo eso en broma, porque la realidad es que es difícil, al final hay que estar muchas horas dentro.  Creo que la hostelería y la peluquería es el trabajo más complicado que hay.  Son muchas horas de pie y es muy agotador, hay que estar para todo. Pero bueno, yo también lo hago con citas y luego me relajo. Llevo muchos años y todo cansa un poco, pero mi profesión me gusta, y me lo tomo más relajado ahora.

M: Es difícil cuando eres el responsable de un negocio porque al final del mes todo tiene que cuadrar ¿verdad?

I: Tiene sus cosas buenas y sus cosas malas.  Hay gente que prefiere al final del mes poner la mano y tener un sueldo y hay otra gente como yo que preferimos que no nos mande nadie y hacer las cosas a tu manera.

M: ¿Cómo describes a tu manera? ¿Cómo es?

I: Pues con las ideas que yo tengo.  Cuando trabajas para alguien y aportas una idea, la gente siempre quiere hacer las cosas a su manera y que tu obedezcas, entonces yo nunca me ha gustado obedecer, ni a mi madre. Siempre tuve claro que tenía que estar por mi cuenta.

M: ¿Quiénes son tus clientes aquí? ¿Cómo te conocen?

I: Hombre, de todo un poco.  El boca a boca hace mucho. Hoy me ha entrado un par que no conozco de nada y otros que viene por parte de alguien, a parte porque tengo tantos años aquí que conozco mucha gente. Y luego tengo un canal de YouTube se llama ‘Iván Arnal: La Pelu de Iván’ y el programa es ‘No te Cortes’ y hay entrevistas a famosos mientras los corto el pelo – eso es un trampolín también para captar clientes. Es una manera de promocionar a mi peluquería y a los artistas que vienen.

M: ¿Ahora cómo lo ves al futuro de tu peluquería?

I: He invertido todo en mi negocio, y no es ni mejor ni peor.  Claro que mi madre lo hubiera gustado que tuviera una casa, un coche, pero siempre tengo la explicación de que como he conocido a mucha gente, pues, es otra manera de vivir la vida.  Cada uno busca como puede, pero a mi madre le hubiera gustado que tuviera menos amigos y más dinero.

Yo siempre he pensado que cuando uno se muera, el chalet y el mercedes no se lo lleva a la tumba. ¡Pero si tengo mercedes y un chalet mejor! Hay muchas maneras de vivir la vida, una es pensando en tener muchas cosas y otra es pensando en ser feliz y vivir el día a día.

INFO

  • Address: Calle del Barco, 29
  • Nearest metro: Tribunal (L10 & L1) & Gran Vía (L1 & L5)
  • Tel: 616 30 51 92 for appointments with Ivan

This article was written by Marietta Sandilands, who discovered Madrid No Frills through her and Leah’s shared love for the no-frills bar. Marietta’s friends joke that one of her favourite things is a community notice board – and it’s true! She loves sharing stories of people and places that combine to make Madrid the beloved place it is for her.

All text and photos (but one by Iván) are by Marietta.

You may also like

1 Comment

ricarda 13 December 2019 at 11:14 pm

He leído la entrevista y no se habla en absoluto de lomas importante: tendencias y peluqueria dado el barrio donde se encuentra.
Éso de que solo den cita previa, es curioso, que se presuma de un Mercedes y un chalet vaya fanfarroneria !

Reply

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

WANT A FREE COPY OF MY MADRID WEEKENDER?

Enter your email and I’ll send it to you this very minute…

 

SUBSCRIBE TO BE IN MY NO-FRILLS NEWS LOOP

Delivered directly to your inbox once a month…